OPOSICIÓN DE MARCA EN CHILE

OPOSICIÓN DE MARCA EN CHILE

IMG_5129Por Rodrigo Sammut

 

La oposición marcaria es un procedimiento administrativa que permite a un tercero presentar argumentos en contra del registro de una solicitud de marca, debido a la existencia de derechos anteriores o razones basadas en motivos absolutos.

En Chile, las Demandas de oposición deben presentarse en un plazo de 30 días hábiles desde el momento en que se publica la solicitud conflictiva. Esta acción debe ser patrocinada por un abogado habilitado para el ejercicio de dicha profesión. Este plazo es fatal, por lo que no se consideraran como presentadas las oposiciones fuera de dicho plazo. Una vez pasado este plazo, solo nos quedará presentar una acción de nulidad una vez que la marca quede registrada.

Las causales por las cuales se pueden presentar una demanda de oposición están enumeradas en el art. 20 de la Ley 19.039 que podrían resumirse por los motivos absolutos (falta de distintividad, descriptividad de la marca, atentar al nombre de una persona natural, marcas deceptivas…) y los motivos relativos (existencia de marcas anteriores idénticas o similares).

Una vez analizados los requisitos formales de la oposición, la INAPI dará traslado de esta acción al solicitante de la marca, para que pueda defenderse en un plazo de 30 días hábiles. La demanda de oposición paraliza el procedimiento de registro de la solicitud hasta que el propio INAPI resuelva sobre esta acción, mediante una resolución de concesión o denegación del registro de la marca en litigio. En caso de no conformidad con la resolución del INAPI, cabe la posibilidad de presentar un recurso en un plazo de 15 días hábiles ante el Tribunal de Propiedad Industrial.

Tenemos que tener en cuenta que este procedimiento es relativamente rápido y permite obtener la denegación de una marca siempre y cuando tengamos derechos anteriores o bien motivos absolutos.

Aunque el INAPI realice un examen de fondo de cada solicitud de marca, es importante mantener en vigilancia las marcas de nuestro portafolio, para así detectar posibles solicitudes conflictivas. Es más, una vigilancia regional o mundial supone una actitud proactiva a la hora de preservar y consolidar nuestros activos inmateriales, como son las marcas.

 

Finalmente, señalamos que no todos los países cuentan con un procedimiento de oposición, como son:

Argelia, Andorra, Aripo, Armenia, Aruba, Azerbaiyán, Belarus, Bonaire, Bosnia, Bulgaria, Cambodia, Islas Cayman, Curacao, Gibraltar, Jersey, Kazakstán, Kosovo, Kirguistán, Laos, Lebanon, Liberia, Libia, Liechtenstein, Macedonia, Madagascar, Maldivas, Malta, México, Mónaco, Montenegro, Mongolia, Myanmar, Rusia, Serbia, Islas Solomon, St. Maarten, Surinam, Tayikistán, Turkmenistán, Ucrania, Uzbekistán, Vietnam.

Para más información, info@andesip.com